IMPORTANTE ESTUDIO DE LA U. CATOLICA ESTABLECE QUE LA MIEL DE ULMO TIENE UN ALTO PODER PARA ELIMINAR BACTERIAS Y HONGOS

Una noticia causó impacto en nuestro país en el 2008, y es que aparecían noticias de un estudio en el que la Miel de Ulmo se demostraba tener un altísimo poder para eliminar bacterias y hongos. Incluso la comparan como más efectiva que la famosa miel de Manuka de Nueva Zelanda.

Les adjunto la noticia en la que muchos nos maravillamos y agradecemos.

Domingo 16 de Noviembre de 2008- El Mercurio


Investigadores de la UC patentaron promisorio descubrimiento:

LA MIEL DE ULMO SE CONVIERTE EN REMEDIO


La composición de este producto tiene un alto poder bactericida, capaz de eliminar gérmenes causantes de infecciones intrahospitalarias y enfermedades digestivas o neumonías.


PAULA LEIGHTON N.


La miel de ulmo pronto podría venir en forma de desinfectante de superficies en spray o como compresas para curar heridas infectadas.


Estas son sólo algunas de las potenciales aplicaciones que hoy se están ideando para esta miel, que sólo se produce en el sur de Chile, donde el ulmo es una especie nativa.


La idea entusiasma a investigadores de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la U. Católica, liderados por la bióloga Gloria Montenegro y que también integran el profesor Gastón Apablaza y los alumnos de posgrado Francisco Salas y Javiera Silva. Tras analizar cientos de mieles de distinto origen, el equipo descubrió que el néctar de la flor del ulmo otorga a la miel un alto poder para eliminar bacterias y hongos.


Boom apícola


"Va a venir un boom. Los apicultores van a tener que mover sus colmenas a bosques de ulmo", predice Gloria Montenegro. Sobre su escritorio tiene una muestra de aerosol bactericida con el extracto que aislaron de la miel.


Si bien el hallazgo se hizo hace cinco años, con el apoyo de la Fundación Copec-U. Católica, recién ahora pueden contarlo, luego de patentarlo en Chile, EE.UU. y Japón.


Los investigadores probaron el efecto del extracto de la miel de ulmo sobre una veintena de bacterias, incluyendo el Staphylococcus aureus, la Escherichia coli y otras causantes de infecciones intrahospitalarias, enfermedades digestivas, neumonías, septicemias, infecciones urinarias o de la piel.


"En todas ellas observamos una inhibición del 100% del crecimiento de las bacterias, además de actividad bactericida", dice Francisco Salas. Ahora están comenzando a probar el extracto contra variados hongos, que habitualmente proliferan en ambientes húmedos o arruinan alimentos.


Empresas en Chile y el extranjero ya han mostrado interés en el extracto. "Es que se trata de un producto 100% natural, que no es tóxico si lo comes, que mata a un amplio espectro de bacterias, no irrita la piel ni los ojos y es inocuo", dicen los investigadores.


"De Alemania nos contactaron porque les interesa fabricar parches curita y vendas; una empresa chilena quiere explorar la posibilidad de hacer un bactericida en aerosol, que al ser natural se podría rociar sobre implementos de guagua, juguetes o utensilios de cocina", dice Gloria Montenegro. Una compañía de cruceros -embarcaciones altamente susceptibles a brotes infecciosos- también tiene sus ojos puestos sobre un potencial desinfectante bactericida.


Heridas que sanan


La apuesta va por convertirla en un producto internacional al nivel de la miel de manuka neozelandesa. Esta es la única miel a nivel mundial certificada para uso médico como bactericida.


Pomadas y compresas con extracto de miel de manuka se emplean en hospitales de Alemania, Irlanda e Inglaterra para curar heridas de pacientes diabéticos o recién operados.


En Australia también hay cremas a base de miel de manuka para tratar eczemas, psoriasis y dermatitis.


Un análisis hecho en la UC que comparaba la miel neozelandesa con la chilena mostró que ésta última necesita una concentración cuatro veces más baja para eliminar bacterias, dice Staples. Los datos ya están en poder de la doctora Georgina Gethin, presidenta de la Asociación de Manejo de Heridas de Irlanda.

-------------------

Poder curativo

La miel desinfecta y ayuda a curar heridas debido a varias propiedades.


* Contiene enzimas que producen peróxido de hidrógeno, que tiene capacidad bactericida. La de ulmo se potencia por su contenido de fenoles.


* Su acidez ayuda a corregir el pH de las heridas crónicas.


* Su bajo contenido de agua ayuda a limpiar las heridas al extraer la humedad que es caldo de cultivo de gérmenes.